Por Aima Ferro

¿Por qué el Estado no cumple con la ley de ESI en colegios secundarios?


Durante la primer mitad del corriente año, donde el debate por la despenalización del aborto se llevó de la calle al recinto de Diputados, se viralizó la consigna “Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”.

Lo cierto es que se trata de la consigna prima del Proyecto de Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE), que durante el mes de junio recibió su media sanción para que dos meses después sea rechazada en Senadores.

La Ley que ya existees la 26.150 de Educación Sexual Integral (ESI), que fue sancionada el 4 de octubre de 2006 y, en su primer artículo, establece que “todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada desde el nivel inicial hasta el nivel terciario. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos”.

¿Si existe una ley de educación sexual, por qué se sigue pidiendo por ella? Lógicamente debería ser un punto de partida para conseguir la ley de IVE, pero a lo largo de los doce años de ESI, organizaciones como UNICEF o MuMaLa han investigado, estudiado y dado con el incumplimiento de la ley y la no garantía del derecho.

¿Por qué el Estado argentino no interviene sobre esta temática de central importancia en cuestiones de educación y salud?

La influencia de la Iglesia como institución sobre el Estado y los sectores más conservadores que esconden al sexo detrás de los tabúes sociales tienen algo que ver por sobre esta ley que no se cumple y que sigue dando ignorancia y debilitando la salud de los jóvenes. La iglesia misma a lo largo de la historia ha tomado roles protagónicos en decisiones polémicas o de inclusión social, las pruebas más recientes y significativas en este último siglo es su oposición constante a la legalización del divorcio (1987) y a la del matrimonio igualitario (2010).

En Santa Fe, recién este año, se consiguió formalmente una media sanción para acompañar la ley nacional de ESI. Mientras que en 2016 se implementó el programa “De ESI se habla”, donde el equipo de profesionales de ESI diseña espacios de reflexión para el abordaje de la sexualidad, la diversidad de familias, la identidad de género, el conocimiento y respeto del cuerpo, la igualdad de oportunidades entre varones y mujeres, la discriminación y la importancia de los afectos en las relaciones.

Los contenidos se trabajan en la clase y se extienden como acciones de prevención a las familias y estudiantes.

Sin embargo, Renata Labrador, presidenta del centro de estudiantes del colegio Normal 1 de Rosario “Nicolás Avellaneda” cuenta:

“Un día acá en la escuela hicimos un pañuelazopor el aborto y nos entrevistaron en la tele, esa vez hablamos de un montón de cosas. A partir de eso los directivos nos citaros, tuvimos una reunión y quedamos en que hay que hacer cambios en el plan de estudio de primero y de segundo para que puedan tener Educación Sexual Integral. Nosotros les dijimos fue que los pibes no sabemos bien cuáles son los métodos anticonceptivos ni todas las enfermedades de transmisión sexual, que hay pibas que vienen a la escuela, que se tomaron la pastilla del día después y están descompuestas porque no saben ni cuántas, ni cómo se toman. Necesitamos que la enseñanza de ESI deje de depender de cada profesor, y que parta de la dirección de la escuela siendo obligatorio. Son cosas básicas como saber cómo no enfermarnos ni quedarnos embarazadas sin quererlo.”

A la vez, otras alumnas egresadas del colegio comentaron sobre sus diferentes experiencias que tienen en común la falta de información, la pobre participación del plan de estudios y el acompañamiento de escasos profesores y compañeros:

  “Tuve una profesora de Biología que nos habló mucho, incluso nos dijo que nos miráramos al espejo y nos conozcamos. También nos dijo a las mujeres que teníamos que masturbarnos, lo cual fue re positivo porque era muy tabú.” -María, promoción 2013.

“No sé bien cómo categorizar, pero todo se limitó a preservativos masculinos, cómo ponerlos y la descripción de los femeninos” – Sol, promoción 2014.

“Me acuerdo que nuestras mismas compañeras del curso dieron una charla sobre género, pero no especificaron mucho en lo sexual. Otra vez tuvimos una con chicas que venían del terciario, pero nosotras ya estábamos en quinto año y no nos servía mucho” –Agustina, promoción 2015

“Lo único que aprendí sobre el tema fue en séptimo grado de la primaria y fue sólo una clase suelta” – Leonela, promoción 2016

Regularmente se repiten los mismos patrones: Los estudiantes deben asumir la responsabilidad de enseñar lo poco que saben de sexo o depender de que les toque un profesor empático o consciente. Incluso la provincia presta una pobre solución ante la ausencia del Estado y el incumplimiento de la ley y el derecho.

En febrero de 2018 la Conferencia Episcopal Argentina, para trabar la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, se pronunció a favor de la educación sexual como una alternativa al aborto. Pero anteriormente, en 2009, tres años después de la sanción oficial de la ley de ESI(26.150), Monseñor Héctor Aguer, en calidad de Arzobispo de La Plata y Presidente de la Comisión de Educación Católica del Episcopado, emitió el Decreto N° 096/2017 sobre la educación en colegios católicos y prohíbe la enseñanza de “teorías de género que pretenden negar las diferencias biológicas entre el varón y la mujer”. Aseguró que “a ningún docente le está permitido transmitir lo contrario” y que los textos impartidos deben atenerse al catecismo católico. De esta forma, llama a desconocer la ley de Educación Sexual Integral N° 26.150, promulgada en 2006 y que rige para todas las escuelas del país, sean de gestión pública o privada.

En el mismo año, Aguer también atacó al manual Material de formación de formadores en educación sexual y prevención del HIV/Sida, que procedió del Ministerio de Educación y de Salud y se basa en programas de lucha contra el Sida de Las Naciones Unidas y otros organismos internacionales.

Monseñor Héctor Agueradvirtió que el texto promueve una visión reduccionista porque “detesta la distinción y la complementariedad de los dos sexos”, y neomarxista por interpretar la sexualidad según “la dialéctica de poder”. La postura prohibitiva tomada y la orden a los colegios católicos, fue abalada por fuentes cercanas al papa Jorge Bergoglio, en ese entonces presidente del Episcopado, y quien en 2010 también se pronunció en contra de la ley de matrimonio igualitario sosteniendo que “El Estado actuaría erróneamente y alteraría los principios de la ley natural y el ordenamiento público de la sociedad argentina”.

Quien tomó posturas similares fue Gabriela Michetti, vice presidenta de la Nación, graduada deLa Universidad privada argentina confesional católica del Salvadory que en 2015 juró en el Senado “Frente a Dios y la Patria sobre los Santos Evangelios”. Se opuso ante la legalización del aborto justificando con sus creencias religiosas y proponiendo como alternativa la educación sexual. La misma mandataria, en 2004 siendo Diputada, en el programa de Mariano Grondona manifestó su oposición cerrada al proyecto de la ley de Educación sexual e integral.

En 2014, cuando Mauricio Macri ocupaba el cargo de Jefe de Gobierno de CABA, se le destinó a la Educación Sexual sólo el 0,001% del presupuesto. No obstante, el decreto 711/2016 el  Gabinete destinó más de 16 millones de pesos a escuelas porteñas para el programa de Red Mundial “Scholas Ocurrentes”, proyecto del Papa Francisco con la finalidad de llevar creencias y valores católicos, rompiendo así el principio de laicidad de la educación pública.

A partir de la Reforma Constitucional de 1994 dejó de exigirse al Estado que promoviera la “evangelización” de los pueblos originarios y que los candidatos a presidente fueran católicos. La reciente reforma del Código Civil, por otra parte, no introdujo cambios sustantivos en la consideración de la Iglesia Católica como persona jurídica pública, equiparándola a organismos estatales y representaciones extranjeras, y diferenciándola de las casi 2.500 iglesias, confesiones, comunidades o entidades religiosas que deben inscribirse en el Registro Nacional de Cultos.

Es decir que la Iglesia Católica sigue siendo un organismo par al Estado, recibiendo subsidios del mismo e influenciándolopor medio de actores políticos formados en educación dependiente de ella.

A esto se suman las distintas vías por las cuales la Iglesia interviene en las políticas educativas. La relación estatal con la educación privada y católica es una vieja conocida. Por otro lado, miembros del clero forman parte de los Consejos Consultivos, una instancia del Ministerio de Educación de la Nación en la que se debaten currículas y esquemas de enseñanza.

 

Fuentes:
Gobierno de Santa Fe, La Nación, Página 12, Los Andes, La Izquierda Diario, Clarín, Nuevos Papeles, Wikipedia, ScholasOcurrentes, La Voz. 
Entrevistas a alumnas y ex alumnas del Colegio Nomal 1 “Nicolás Avellaneda”. 
http://www.me.gov.ar/doc_pdf/ley26150.pdf
https://www.santafe.gov.ar/index.php/web/content/view/full/190726
https://www.lanacion.com.ar/1156544-dura-critica-de-la-iglesia-por-la-educacion-sexual-escolar 
https://www.pagina12.com.ar/122385-para-evitar-la-obstruccion-de-la-esi
https://losandes.com.ar/article/view?slug=la-iglesia-argentina-propuso-educacion-sexual-integral-como-alternativa-al-aborto
https://www.clarin.com/sociedad/Breve-historia-divorcio-Argentina_0_HJnhZStvXx.html 
https://www.lanacion.com.ar/1256553-la-iglesia-alerto-sobre-el-error-de-aceptar-el-matrimonio-gay 
http://www.nuevospapeles.com/nota/6922-el-rezo-de-michetti-le-pedimos-a-dios-que-nos-ayude-en-esta-tarea 
https://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-86967-2007-06-22.html 
https://es.wikipedia.org/wiki/Universidad_del_Salvador
https://www.laizquierdadiario.com/Plata-para-educacion-sexual-o-escuelas-para-el-Vaticano 
http://web.scholasoccurrentes.org/what/
https://es.wikipedia.org/wiki/Gabriela_Michetti
http://www.lavoz.com.ar/numero-cero/debate-iglesia-y-estado-una-relacion-compleja